La Casa de l' Escrivà | Tel. y Fax +34 933 716 011 |alqueriasoler@telefonica.net
Apartamentos con Encanto
L' Hort
1 Habitación Doble
La Senyoria
2 Habitaciones Dobles
El Celler
2 Habitaciones
El Cantó
1 Habitación Doble

Pages


Historia de la Familia,

a casa fue construida a principios de la segunda mitad del siglo XIX por el notario Isidro Soler y Pérez (hijo de Leopoldo Soler Úbeda y Teresa Pérez Marco) en uno de los múltiples molinos distribuidos a lo largo del recorrido de la acequia del riego mayor hasta el río Amadorio. El barranco donde llegaba el agua fue tapado por una bóveda y actualmente es un huerto. La casa de enfrente, la casa de la Señoría, era donde vivía el administrador del señor y amo del pueblo, el Conde de Cervellón, propietario de casi todo el término de Relleu.

La casa de al lado, situada en otro de los molinos, había sido también propiedad de la familia. Conocido como el Molino de Fuego, el gas producido en el mismo con los desperdicios de la almendra se utilizaba para hacer andar las ruedas en épocas de escasez de agua. En el cambio de siglo este motor propició la electrificación de Relleu.

Isidro se casa con Isabel Pérez Soler y muere en 1910. Su hijo Amando (amigo de Castelar, se dedicó a la política) contrae matrimonio con su prima Consuelo. A su vez, su hijo, también Amando, se casa con Vicenta Manuel Miralles. Isidro es el bisabuelo de la actual generación de la Familia, responsable de la reforma actual de la casa.
Amando montó la Sociedad La Esperanza para hacer una mina en el barranco e intentar sacar más agua, para que no faltara. El cuñado de Vicenta, Tonet (que vivió mucho tiempo en Argentina), montaba fiestas en el saloncito de la primera planta en las que la gente bailaba al son del piano. Isidro fue durante una época simultáneamente notario de Relleu y de Sella. Los días que dedicaba al pueblo vecino andaba hacia el fin del término municipal y al cruzarlo ya le aguardaban para que diera fe allí mismo, sentado en una peña.

En 1811 las Cortes de Cádiz aprueban la abolición de los derechos feudales. Isidro y Francisco inician un pleito (en el que también colaborará Eduardo) para la redención del señorío. Este pleito se alarga durante décadas y no es hasta 1883 que el Conde de Cervellón se da por vencido y que los labriegos por fin pueden comprar las tierras que hasta entonces habían explotado (y arrendado obligatoriamente).


Eduardo fue catedrático, jurista eminente y geógrafo apasionado, amante del medio ambiente, además de profesor ejemplar. Luchó comprometidamente por el progreso y por la investigación y la enseñanza de la ciencia. Fue cofundador de la Institución Libre de Enseñanza. El pasado noviembre de 2007 se le homenajeó en el centenario de su muerte por su reconocida labor intelectual y sus grandes cualidades humanas. Personaje fascinante, fue un sabio de su tiempo que se esforzó por modernizar les viejas estructuras de la sociedad española de su época. Los valores que defendió siguen siendo metas vigentes en la actualidad.

Leopoldo fue catedrático de Bellas Artes y fotógrafo, y gran compañero de Eduardo. Sus fotografías realizadas en sus expediciones constituyen un valioso complemento gráfico en los libros y artículos que escribió su hermano.
Durante la guerra civil la casa albergó a familias refugiadas en la cocina de la planta baja. La primera planta se habilitó como escuela y vivienda para la maestra. Para acceder a ella se construyó una segunda puerta desde la plaza.

Al parecer, los Soler provienen de Penáguila y allí llegaron desde Mallorca. Hay escritos suyos datados en el 1585...

Los Pérez provienen de la provincia de Burgos, en concreto de Briviesca y del Castillo de Frías, lugar en que nació Casilda Pérez Covarrubias, casada con Isidro Soler, Diputado en las Cortes de Cádiz de 1812.



Historia de la familia

Relleu

TARIFAS Y OFERTAS

CONTACto